AICAD |Disatisfactores personales

Dis, “algo que hace la diferencia dentro de lo mismo”, sería la mejor definición para comprender que un disatisfactor cubre en todos sus aspectos lo que se refiere a satisfacción, y la diferencia (dis) es que solamente cuando se carece del satisfactor se logran dimensionar sus efectos positivos.

Así por ejemplo, en este momento usted está respirando, y esto no le produce una satisfacción consciente, pero si en cambio usted deja de respirar durante dos minutos continuos, y nuevamente vuelve a aspirar, sentirá una gran satisfacción; algo similar sucede con todos los satisfactores que cubren las necesidades fisiológicas básicas y de seguridad. Cuando el empleado recibe puntualmente su salario, éste se convierte en costumbre y a menos que lo dejara de percibir sabría la dimensión de su satisfacción. Así sucede en cuanto a:

Las deficientes relaciones interpersonales con sus superiores.

Relaciones tensas y críticas con sus colegas de trabajo.

Supervisión técnica recibida en forma inadecuada.

Políticas injustas de la empresa.

Pésimas condiciones ambientales en el trabajo.

Problemas personales y de salud, etcétera.

Cuando estos aspectos son todo lo contrario, es decir, gozan de buena salud, no se tensionan, no hay problemas personales, las relaciones con sus superiores, colegas y subordinados son las adecuadas y las condiciones también son positivas, no medimos la exacta dimensión de esos valores en nuestras vidas y nos percatamos de ellos solamente cuando están ausentes o defectuosos.

Un ejemplo adicional es el propio automóvil: cuando lo tenemos no nos percatamos de su utilidad pero quédese sin él unos días y se percatará de su gran valor.

El líder debe estar consciente de que al producir satisfactores fisiológicos y de seguridad, no son en esencia dispositivos permanentes de motivación, pero su ausencia produce tal grado de insatisfacción que verá mermada la productividad en forma importante y, en algunos casos, hasta dramática, como es el caso del efecto de la amenaza de despido (seguridad), que solamente engendra cuentas por cobrar y que tal vez el subordinado, ante el temor de perder su trabajo, mejore momentáneamente su calidad, pero en su momento se cobrará esos resentimientos en la forma que más lesione a su jefe o a la empresa.

Satisfacer las necesidades básicas, tanto de orden fisiológico como de seguridad, son elementos higiénicos indispensables para tener un grupo de seguidores dispuestos a ocuparse del logro de sus objetivos fundamentales, pero también debe estar consciente el líder de que para tener un trabajador motivado no basta otorgarle un buen salario y trabajo seguro.

La historia de la burocracia en el mundo entero así lo demuestra; se requiere algo más para despertar el entusiasmo y la motivación real de los seguidores, ya que la participación y el deseo de colaboración no se pueden ordenar y sí en cambio se deben inspirar.

Hermel Balcázar
http://www.aicad.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: